Cómo empezar a amar tu cuerpo
7 formas de cuidado personal

Yo creo que muchas mujeres crecen teniendo problemas con su cuerpo, muchas veces causado por la misma sociedad y los mesajes constantes que recibimos acerca del “cuerpo perfecto” o por baja autoestima o por diferentes situaciones que se pudieron dar en nuestra niñez. 

Esta falta de amor crea muchos problemas en cualquier aspecto de nuestra vida, desde el estar en dietas constantes, tener comportamientos de auto-sabotaje, tener baja autoestima, tener poca confianza en ti misma y hasta estar en relaciones difíciles o tormentozas que solo te llevan a lastimarte aun más. 

En mi experiencia personal, pasé mucho tiempo antes de aceptarme a mi misma y de amar mi cuerpo así tal cual era. Desde adolescente empecé con dietas extremas, un poco cuidado de mi (desde lo interior hasta malos hábitos). Fue hasta que cumplí treinta años que me di cuenta que yo merecía más, que sí realmente quería ser feliz tenía que empezar por amarme a mi misma y cuidarme.

Posteriormente, cuando tuve a mis dos hijas me percate que esto es un trabajo que debemos de hacer con ellas también, es algo que les ensañamos desde pequeñas. Si quieres que tus hijos crezcan con una buena autoestima, cuidandose y amandose completamente tienes que demostrarles tú cómo se hace. Es necesario ponerles el ejemplo. Nathaniel Branden, uno de los psicólogos más reconocidos en tratamiento de la autoestima menciona que la mejor forma en la que una persona puede tener una autoestima saludable es la de tener padres que tienen buena autoestima y demuestran comportamientos acordes a ella. 

Es por eso que hoy en día dedico gran parte de mi tiempo en demostrar algunas técnicas que tanto me han ayudado a aceptarme a mi misma tal cual soy, es ahí donde podemos empezar a construir una buena imagen personal. Y sólo así, queriéndote, aceptándote y cuidándote podemos cambiar este mensaje y esta imagen que tanto afecta a nuestras hijas y también a nuestros hijos. Pero sobre todo te ayudará a ti misma a disfrutar tu vida, a arriesgarte más y tener aquello que tanto habías deseado, a mejorar la relación que tienes contigo misma y por consiguiente con los demás. 

La base del amor propio es la aceptación

La aceptación propia es la base para que logres realmente amarte y cuidarte como te mereces. La auto-aceptación no es lo mismo que la autoestima. La autoestima se refiere específicamente a esa que tienes de ti misma de que tan valiosa eres, o si eres digna de ser amada, ser feliz, ser exitosa, etcétera. Sin embargo, la auto-aceptación se refiere más como una afirmación de lo que tú eres. La auto-aceptación que ayudará a abrirte a todas esa facetas que forman parte de ti, no sólo lo positivo sino aquello que no te gusta tanto o en lo que crees debes trabajar. La auto-aceptación es incondicional, es libre y sin calificativos o prejuicios. 

La auto-aceptación te lleva a reconocer tus debilidades, limitaciones, fobias y sobre todo reconocer todo eso bueno que hay en ti. Lo primero estamos ya muy acostumbradas a verlo y saberlo, pero más como algo que nos apena o que nos impide aceptarnos. Al aceptartarte totalmente, lo conoces y sabes que puedes ser que debas trabajar en ello, pero eso no te hace más ni menos valiosa. Simplemente, como todas las personas tenemos algunas cosas en que trabajar para lograr un equilibrio no para valer más. 

Lo segundo, lo bueno que hay en ti, yo encuentro que muchas veces requiere más trabajo, pues al llenarnos de todo eso negativo, nos impide ver lo positivo. Tan acostumbradas a ver esas cosas que cuando nos preguntan, ¿cuáles son tus fortalezas? tenemos que pensar mucho para decir más de tres (en el mejor de los casos). 

La autoaceptación te hace ver todo esto que tu eres sin calificarte, sin pensar que vales menos o más. Sabes que eres valiosa así tal cual eres, así como es tu cuerpo, así como te ves. 

1. Realiza una lista de lo bueno de tu cuerpo

El día de hoy haz una lista de todo lo bueno de tu cuerpo. Si al principio se te hace difícil enfocarte en lo positivo, piensa en todo eso que te permite hacer. Y lo que has podido lograr gracias a él. Trata de enfocarte en lo profundo, no sólo en lo físico. De esta forma te darás cuenta que tu cuerpo es mucho más importante de lo que te imaginas y te ayuda mucho más de lo que le reconoces. 

Por ejemplo, no nos damos cuenta de la salud que tenemos hasta que estamos enfermas o nos sentimos mal. Muchas veces cuando nos duele mucho una parte de nuestro cuerpo, por ejemplo hubo un tiempo en que me dio tendonitis y no podía utilizar la mano, en serio, no fue hasta en ese momento que me di cuenta lo que un sólo tendón puede hacer en tu cuerpo. Lo que el utilizar tu mano entera te permite hacer. Por ese pequeño tendón, no podía ni tomar mi taza de café. Increíble pero cierto. 

El reconocer lo que hace tu cuerpo constantemente por ti, te ayudará a ser más agradecdia con él. A aceptarlo más y a reconocer todo eso que tienes bueno. 

Si es posible realiza una lista todos los días, como un diario de gratitud, y enlista estas cosas que puedes hacer gracias a tu cuerpo. Léela constantemente y reconoce lo importante que es tu cuerpo. 

2. Cambia tu diario interior 

Tu diario interior es aquello que te dices constantemente, el no percatarnos que la mayor parte del tiempo no sestamos diciendo cosas malas o negativas nos lleva a tratarnos mal y a no aceptarnos. Además esto es super importante si también quieres mejorar tu autoestima, en mi curso de autoestima uno de los pasos más imrpotantes es precisaemente darte cuenta y ser más consciente de tu plática interior negativa. Para poder manejarla y mejorarla es importante reconocerla como algo que no somos nosotras mismas, por eso le damos el nombre de crítico interior. 

Tu crítico interior es es pequeña voz que se creo mientras crecías y que su principal motivo es el de protegerte pero a un costo muy alto. A mantenerte con una autoestima baja y poca confianza en ti misma. Por lo que es imperativo que cambies esas cosas que te dices a ti misma que te impiden apreciar lo que realmente eres y saber que tu eres valiosa. 

En mi sitio de Hábitos Exitosos te doy algunos consejos para mejorar tu relación con el crítico interior y cambiar esa plática negativa hacia una positiva. 

3. Olvídate de tu báscula

La báscula sólo te mantiene pensando que un número te hace mejor o hace que luzcas bien. Es en base a la báscula que te puedes permitir sentirte bien durante el resto del día, en caso que tengas un buen número o en el peor de los casos te hace sentirte mal por el resto del día. 

Lo que no tomamos en cuenta cuando vemos el númerito en la báscula es que nuestro peso puede varias por muchas cosas, realmente por muchas cosas. Porque retenemos líquidos (parte normal de nuestro ciclo menstrual), por que nuestros músculos están creciendo (sí, el músculo pesa más que la grasa), etcétera. Pero cuando ves el número, sólo vemos que no bajaste lo que inmediatamente te hace pensar en hacer una dieta o que tu dieta actual no está funcionando. 

Te mantiene pensando que no tienes el cuerpo perfecto, y atada a ella respondes emocionalmente a lo que te dice día a día. 

Decide hoy probar la alimentación intuitiva y olvídate de la báscula. 

4. Enfócate en ser saludable y sentirte bien

En lugar de obsesionarte por las apariencias físicas y obtener el cuerpo perfecto, mejor enfócate en formas de cuidarte física, mental y emocionalmente. Enfócate en hacer cosas que te hagan sentir bien, no como desenfreno, sino con algo que realmente te haga sentirte en equilibrio.

Comienza adoptando hábitos más saludables, poco a poco desarrollarás un estilo de vida equilibrado, basado en prácticas mas sanas y que te hagan tener una mejor salud. Es así como lograrás mantener un motivación más constante, en lugar de andar probando dietas y otras prácticas que al final no funcionan o que no son sostenibles por largo tiempo.

Cuando quieres cambiar tu estilo de vida, comer mejor y hacer un poco más de ejercicio, la mejor técnica es la de empezar con pequeños hábitos. La estrategia de los mini hábitos te ayudará a lograrlo, sin limitaciones y restricciones que sólo te generan tener más ansiedad y tener atracones, o de plano odiar el ejercicio.

El objetivo es hacer algo que te guste, y esto solo lo harás haciendo pequeños cambios que poco a poco realmente amaras y se volverán tu vida. Una vida que amas y que disfrutes y sobre todo que haga sentirte bien física y emocionalmente.

5. Trátate como tratas a la persona que más amas

Te das cuenta que muchas veces te tratas peor que a cualquier persona. Cuando analizas el cómo te hablas y lo que te dices por ejemplo cuando cometes un error, te puedes dar cuenta que no hay otra persona a la que trates de la misma forma. Imagínate que alguien te estuviera diciendo constantemente lo malo que haces, lo que no puedes lograr o te estuviera recordando aquello que hiciste mal. Seguro que te sentirías mal y hasta tu autoestima bajaría. Pues es lo que continuamente haces contigo misma.

Pues ahora es el momento en el que debes de detenerte cada vez que te digas algo malo. Piensa como le hablarías a tus hijos o a esa persona a la que más amas. Haz que las cosas que te digas sean de amor, de apoyo, de motivación y sobre todo que sean compasivas.

Cada vez que surja alguna frase muy crítica o que te digas muy mala, entonces pregúntate: ¿Cómo respondería si fuera mi mejor amiga, mi esposo o mi hija(o)?

Trátate con respeto y con amor, así como lo haces con tus seres queridos.

Además, repite este ejercicio todos los días cuando te veas al espejo.

Mírate al espejo y repite la frase:

Deservo todo lo mejor, soy valiosa y me acepto a mi misma incondicionalmente

Esta es una afirmación poderosa y sobre todo una que te ayudará a creer más en ti, a ser más positiva y a eliminar esos pensamientos negativos que surgen constantmente en tu mente. 

6. Ámate a ti misma

Aprende a amarte a ti misma, comienza a adoptar prácticas que te permitan amarte y cuidarte. Recuerda que el amor propio es más que algo emocional, es la forma en la que te tratas, los hábitos que tienes, el tiempo que te dedicas a tu desarrollo físico, emocional y mental. 

Utiliza las afirmaciones positivas para cambiar todas esas ideas que tienes acerca de ti misma que no son tan positivas. Te daráas cuenta que cuanto mejor que trates mejor te sentirás, podrás mejorar tu actitud en general y hasta mejorarás tus experiencias. En realidad, todo cambia pues te comportas de distinta forma y la gente reacciona a esa forma de comportarte y te ve de forma distinta. 

Verás que esto también te llevará a tratarte mejor, verás tu cuerpo de otra forma y comenzarás a elegir comida y hábitos que te ayuden a mejorar tu salud. Comenzarás a hacer ejercicio, no para cambiar tu cuerpo, sino porque mereces lo mejor y te cuidas. Comenzarás a comer mejor, no porque quieres el cuerpo perfecto, sino porque sabes que tu cuerpo merece lo mejor. 

Antes de que te des cuenta, verás que cuerpo se transforma, no sólo lo verás en tu peso, sino que tendrás un brillo en tus ojos, en tus facciones. Te verás más alegre hasta más jóven. 

¿Cómo ves? ¿Estás dispuesta a hacer todo lo posible por mejorar la relación que tienes contigo misma y con tu cuerpo? 

Vete de ahora en adelante y sonríe porque sabes que tu mereces lo mejor. Alégrate porque eres perfecta así como eres, porque amas tu cuerpo. Encuentra la paz contigo misma, con tu interior y con tu cuerpo. 

Si quieres leer un artículo específico acerca de cómo amar tu cuerpo con afirmaciones y otros ejercicios te comparto uno en mi sitio Hábitos Exitosos

10 tips para amar tu cuerpo

Pin It on Pinterest

Share This